Actualmente la industria del retail es una de las más dinámicas y competitivas. Las tiendas se esfuerzan permanentemente por implementar estrategias para diferenciarse de sus competidores, mantenerse en la mente del consumidor y ofrecer experiencias de compra.
Todas estas estrategias están enfocadas en dos objetivos principales: crear consumidores fieles y sobre todo incrementar las ventas de la tienda.
Como vimos anteriormente, existen varios KPIs (Key Performance Indicators) para evaluar el rendimiento de un negocio, sin embargo, la tasa de conversión merece especial atención pues los cambios en este indicador impactan directamente en los ingresos de una tienda.
Recordemos que la tasa de conversión nos permite evaluar las ventas generadas en un tiempo determinado, pero considerando el número de visitantes.
Vamos a ver a través de un ejemplo por qué la tasa de conversión es relevante dentro de un negocio:

En este ejemplo podemos ver que el incremento de tan solo un 2% en la tasa de conversión genera un crecimiento en ventas del 13%.
Por lo tanto, cada vez que implementamos una estrategia por sencilla que esta sea (cambios en la vitrina, capacitación del personal, introducción de un nuevo producto, etc), debemos fijarnos un objetivo en la tasa de conversión, no importa si este representa un incrementos del 0.5% o 1%, lo importante es que sea un resultado mejor que el actual.
Como recomendación final, utilice la tasa de conversión para evaluar qué acciones son las que generan mayor impacto en el tráfico y ventas de su negocio y optimice sus recursos invirtiendo solamente en actividades que le permiten mejorar la rentabilidad e ingresos de su tienda.
Para más información sobre nuestra solución de inteligencia de tráfico, no dude en contactarnos aqui.