Anteriormente, para medir el éxito de una tienda era suficiente analizar datos como ventas globales, valor de la factura promedio, ventas diarias por vendedor entre otros, sin embargo, estos datos solo muestran una parte del desempeño de la tienda. Hoy en día, para tomar decisiones e implementar estrategias, es necesario conocer datos adicionales como la cantidad de clientes que ingresan diariamente a la tienda, en qué horarios prefieren hacerlo e identificar qué campañas o promociones son las que mayor impacto generan en el tráfico.

Los negocios constantemente destinan recursos en realizar actividades que incrementen el número de visitas en sus locales, pero para considerar que la inversión ha sido aprovechada al máximo, deben además enfocar sus esfuerzos en convertir a un mayor número de visitas en clientes efectivos, es decir en clientes que realizan una compra. Conocer cuántas personas ingresan diariamente le ayudará a identificar oportunidades de mejora e implementar planes de acción con impacto inmediato en las ventas.

Uno de los índices más importantes que se puede obtener al medir el tráfico es Tasa de Conversión, para obtener este dato, se debe comparar el número de transacciones generadas en un día, con el número total de visitas recibidas. Pongamos un ejemplo: si en un día ingresan 100 personas a la tienda y 7 de ellas realizan una compra, la tasa de conversión será del 7% (7/100).  El siguiente paso será identificar por qué las 93 personas restantes salieron de la tienda sin efectuar una compra e implementar mejoras.

Los retailers más grandes, monitorean el tráfico de sus tiendas porque saben que es una manera de incrementar las ventas. En resumen, conocer el tráfico de un local, es el punto de partida para calcular la Tasa de Conversión, si no se conoce este dato, no se puede trabajar en mejorarlo.

Si desea conocer más sobre la Tasa de Conversión para retail, no dude en contactarnos aqui.